Ciutat de Barcelona

Barcelona, capital de Catalunya

La ciudad de Barcelona es un destino turístico lleno de historia y experiencias. Todo ésto se concentra en sus souvenirs que puede comprar online a través de souvenirs.barcelona.

Los orígenes de la ciudad de Barcelona

En la época neolítica ya había presencia humana en el territorio de la ciudad Barcelona. A finales del siglo I aC se fundó como colonia con el nombre de Barcino. Tenia unos mil habitantes y estaba rodeada de una muralla de defensa, de la cual aún se conservan restos en el núcleo antiguo.
Durante más de 200 años, Barcelona estuvo bajo la denominación musulmana, y con la reconquista cristiana se convirtió condado del Imperio Carolingio y residencia habitual de la Corona de Aragón. La fructífera época medieval convirtió la ciudad de Barcelona en un centro económico y político de la mediterránea occidental. El Barrio Gótico es el precioso testimonio del esplendor que vivió la Barcelona del siglo XIII al XV.

A partir del siglo XV y hasta el XVIII, Barcelona sufrió una cierta decadencia, mientras se luchaba para mantener su independencia económica y política. El año 1714, ésta lucha culminaba con la caída de la ciudad en manos de las tropas borbónicas. En ese año se abolieron los derechos y las libertades de Catalunya y de los catalanes.

La Barcelona moderna

A mediados del siglo XIX, con la Revolución Industrial y el desarrollo del sector textil, se inició una etapa de recuperación cultural. Se trata de la “Renaixença”, un período en el que la lengua catalana se restaura como lengua literaria.

En el siglo XX se inicia una importante transformación urbanística en la ciudad de Barcelona, que culmina con el característico barrio del Ensanche, dónde se encuentran algunos de los edificios del modernismo catalán más distintivos de Barcelona. Uno de los arquitectos más destacados fue Antoni Gaudí, autor de obras tan conocidas como la Casa Milà (o La Pedrera), la Casa Batlló o el Templo de la Sagrada Familia, Lluís Domènech i Montaner o Puig i Cadafalch.

Las libertades logradas en ésta etapa fueron substancialmente recortadas durante la guerra civil del año 1936, y la posterior dictadura. Con el restablecimiento de la democracia, el año 1978, Barcelona recuperó su fuerza sobre la economía y el catalán. La celebración de los Juegos Olímpicos el año 1992 supuso la dinamización de todo el potencial de Barcelona y la reafirmación de su capitalidad, recuperando las playas de Barcelona y diferentes zonas industriales.

Deja un comentario